ECOENDOSCOPIA
La ECOENDOSCOPIA, como su nombre indica, consiste en la combinación de un endoscopio flexible que lleva una sonda de ecografía en la punta. Nuestro equipo de Digestivo-Endoscopias es uno de los referentes en Andalucía en esta técnica, y esto se ha conseguido, no sólo por la formación en centros especializados, sino por la experiencia adquirida por el el Dr. Rodríguez-Téllez, que realiza entre 250 y 350 exploraciones ecoendoscópicas anuales, tanto diagnósticas como terapéuticas.
La ECOENDOSCOPIA, al combinar la visión endoscópica con la ecográfica permite:

  • - La visualización directa del interior del esófago, estómago, duodeno, recto y sigma.
  • - La visualización ecográfica del espesor de la pared del tubo digestivo, así como las estructuras que lo rodean (mediastino, región pancreática, vesícula y vía biliar y cavidad pélvica).
Está INDICADA en el estudio de:

  • - Lesiones subepiteliales y de lesiones extrínsecas que comprimen la pared.
  • - Pliegues gástricos engrosados.
  • - Pancreatitis recidivantes o crónicas.
  • - Patología litiásica de la vía biliar.
  • - Patología rectal ( fístulas, incontinencia).
  • - Hipertensión Portal.
  • - Tumores de esófago, estómago, páncreas, vía biliar, recto, pulmón). Permite el estadiaje precirugía, valorar la respuesta al tratamiento y el seguimiento.
  • - Permite realizar punciones de lesiones de páncreas, de la pared intestinal accesible y de adenopatías.
  • - Realizar tratamientos como drenajes de colecciones o de la vía biliar; tratamientos contra el dolor del cáncer de páncreas o de la pancreatitis crónica; realizar esclerosis de lesiones quísticas, tumorales o vasculares.




La TÉCNICA, que también se denomina ULTRASONOGRAFÍA ENDOSCÓPICA (USE), debe ser realizada por un especialista en Digestivo-Endoscopias experto en el procedimiento y con amplia experiencia tanto en endoscopia como en ecografía, como es el caso del Dr. Rodríguez-Téllez y la Dra. González-Mariscal. En la consulta previa a su realización le explicaremos con detalle en qué consiste, qué se pretende lograr con ella y que riesgos tiene. Para la exploración del tubo digestivo alto el paciente sólo precisa estar en ayunas; para la del recto, limpieza con enemas. Siempre la realizamos con anestesia. La duración es muy variable dependiendo de lo que se pretenda estudiar, y puede oscilar desde 10-15 minutos hasta 2 horas.
Es una técnica segura, con un bajo índice de complicaciones, fundamentalmente cuando se realiza para diagnóstico. En manos expertas permite el estudio de áreas poco accesibles a otros métodos de diagnóstico como el páncreas o la vía biliar, determina con precisión la profundidad que alcanza un tumor, si invade o no órganos vecinos y si afecta a ganglios próximos y orientar al cirujano de cara a cuál es el tratamiento más adecuado.